Cien años y un mes después -la primera Consagración fue el 30 de mayo de 1919- España ha renovado su Consagración al Sagrado Corazón de Jesús. Más de 12.000 fieles procedentes de todos los puntos de nuestra querida patria asistieron con devoción a una Misa solemne oficiada por el cardenal arzobispo de Madrid y con la asistencia de numeros obispos de toda España.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Vista general de la explanada del Cerro de los Ángeles, con el altar de la ceremonia.

Vista general de la explanada, verdaderamente abarrotada de fieles. La base del Monumento estaba engalanada con banderas españolas y del Vaticano.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús

La explanada, desde la base del Monumento, en el inicio de la Consagración, un momento histórico para España.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús.

Momentos previos a la celebración religiosa. Los cientos de autobuses que desplazaron a los peregrinos empezaron a llegar sobre las 6:30 de la mañana. Con total orden, los más de 12.000 fieles ocuparon los asientos dispuestos en la explanada del Cerro de los Ángeles.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús.

Desde su acceso al recinto, los peregrinos tuvieron que esperar más de tres horas, por lo que dio tiempo a charlar y disfrutar del buen ambiente.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Familia

Grandes y pequeños aprovecharon los tiempos muertos para reponer fuerzas por el madrugón y almorzar.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Bandera española

Una gran bandera española presidía la base del Cristo del Cerro de los Ángeles.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Antes de la ceremonia.

Minutos antes de las 10 de la mañana, cuando se inició la Misa, el calor ya se hacía notar. El servicio meteorológico había advertido durante la semana previa de los efectos de una ola de calor. Pero los peregrinos estaban dispuestos al sacrificio por amor al Sagrado Corazón.

 

Vista del convento de Carmelitas del Cerro. La Madre Maravillas, una de las santas españolas más queridas, lo fundó en 1926 para que las hijas de Santa Teresa fueran «lámparas vivas» y consolaran al Corazón de Jesús, solo y abandonado a los pocos años de su inauguración primera, en 1919. La propia Madre Maravillas sufragó en parte su construcción con la herencia de sus padres; el resto se completó con donativos.

 

cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro junto al obispo de la diócesis de Getafe, Ginés García Beltrán

Religiosas y sacerdotes de numerosas órdenes disfrutaron de un día histórico para España.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Detalle del antiguo monumento, destruido en la Guerra Civil por el bando republicano.

Detalle del antiguo monumento. Fue destruido el primer viernes de agosto de 1936 por milicianos del bando republicano. Una vez finalizada la Guerra Civil se levantó el actual monumento y se conservó el antiguo como prueba y recordatorio de un un odio religioso que nunca debería repetirse.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús

Detalle de la Solemne Misa de Consagración. El ambiente fue de total devoción, a pesar del intenso calor.

 

Consagración de España al Sagrado Corazón. Un legado mejor.

El momento de la Consagración se llevó a cabo por parte de todos los fieles, postrados ante el Santísimo.
Una vez completado, los aplausos emocionados, gritos espontaneos y vivas al Sagrado Corazón de Jesús resonaron por toda la explanada del Cerro.

 

Consagración del Sagrado Corazón de Jesús

El Cerro no estuvo solo la noche previa a la Consagración. Miles de personas llenaron la explanada de noche, haciendo Adoración por turnos y rezando por España. Haces de luz formaban una espectacular bandera de España en la base del Monumento.

 

Sagrado Corazón de Jesús

El deseo de consagrar España al Corazón de Jesús nació en los inicios del siglo XX, en la cripta de la Catedral de la Almudena, en el seno de la Unión de Damas Apostólicas. Su presidenta, junto a su confesor, el P. Baradat, iniciaron una gran campaña de desarrollo de Entronización del Corazón de Jesús en los hogares, ayudados por el P. Rubio (hoy santo) y el P. Mateo Crawley (apóstol peruano del Corazón de Jesús) que jugaron un papel muy importante en el culto, veneración y Espiritualidad del Corazón de Jesús de aquellos años.

 

Consagración del Sagrado Corazón

El ambiente fue muy joven y alegre, similar al de otros eventos religiosos, como la JMJ o la reciente Gran Misión de la Diócesis de Getafe. La devoción al Sagrado Corazón atrajo a jóvenes de toda España.

 

Consagración al Sagrado Corazón

Familias enteras y grupos de amigos no quisieron dejar pasar la ocasión y se hicieron fotos en torno a banderas del Sagrado Corazón para conservar un recuerdo de un día tan emocionante.